Vivienda adjudica a Arqueha Suma un estudio para vender o ceder 4 solares en Valencia

Las parcelas situadas en Malilla tienen un valor de mercado superior a los 13 millones y albergarán edificios residenciales plurifamiliares

La concejalía de vivienda, que dirige Isabel Lozano (Compromiso), ha encargado la redacción de un informe para determinar cuál es la mejor fórmula jurídica y económica para 4 solares de propiedad municipal que se sitúan en el distrito de Quatre Carreres acaban convirtiéndose en edificios de vivienda pública para alquiler a precios asequibles.

El Ayuntamiento de Valencia ha adjudicado un contrato a la firma Arqueha Suma para que efectúe un estudio sobre qué es más conveniente hacer en estos terrenos, siempre partiendo de la premisa de que Lozano quiere apostar por sacar vivienda pública de alquiler, a precios accesibles en el mercado. Este estudio debe determinar la viabilidad económica de la enajenación del pleno dominio sobre esos solares, es decir, si es rentable venderlos y con el dinero construir vivienda de alquiler, por ejemplo. O si es mejor enajenar sus derechos de superficie, esto es, cederlos a un promotor para que construya las viviendas a cambio de un canon.

En el barrio de Malilla

Las 4 parcelas -que tienen un precio de mercado superior a los 13 millones- se sitúan en el barrio de Malilla, en las calles Vicente Marco Miranda, Vicent Miquel Carceller y Pintor Sabater, y en ellas, se puede hacer tanto vivienda pública protegida como vivienda libre. El criterio de la concejala Isa Lozano es optar siempre «por la opción de construir VPP» porque la mayor parte de familias puedan optar a un hogar con unas condiciones económicas razonables. De hecho, al ser suelo del patrimonio municipal es la opción más adecuada.

Lo que deberá determinar este informe son las condiciones óptimas para garantizar el mejor destino de estos solares, durante el mayor periodo posible, y en las mejores condiciones para los posibles inquilinos futuros de las viviendas y para quienes obtengan la cesión de los inmuebles. Asimismo, se debe asegurar la viabilidad para los promotores privados de estas edificaciones. En el sentido, que la iniciativa privada le sea rentable concurrir a una futura compraventa de los terrenos pero al mismo tiempo se garantice que va a hacerse vivienda pública, en ellos, teniendo en cuenta que esta es menos atractiva para los promotores. Además, estos edificios tendrán uso residencial y plurifamiliar, en el marco de los planes de vivienda de la Comunidad Valenciana y los que se implementan en el Ayuntamiento de Valencia.

Fuente: www.levante-emv.com