Proyecto
Primer prototipo para añadir espacios exteriores a las viviendas ya construidas

El objetivo es generar una solución innovadora, sostenible y asequible a aquellas viviendas existentes que no poseen espacio exterior propio, mejorando las condiciones de habitabilidad y comportamiento climático de la vivienda, a través de una intervención de rehabilitación en su fachada.

Cliente

Generalitat Valenciana - Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática

Año Proyecto

2022-En construcción

Localización

Comunitat Valenciana

Tipología

Innovación en Vivienda

La iniciativa

Esta iniciativa es fruto de un proceso de compra pública innovadora promovido por la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática y apoyado por la Agencia Valenciana de la Innovación.

Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de la Dirección General de Innovación Ecológica en la Construcción, es la responsable del proyecto que permite crear el primer prototipo que permitirá sumar espacios exteriores a viviendas ya construidas.

Fases

En este momento, la solución se encuentra en fase de ensayo y ha superado con éxito la primera fase de desarrollo que se ha materializado en un prototipo a escala real que responde a las exigencias de la convocatoria en materia de sostenibilidad. Se ha utilizado madera tratada, así como materiales de proximidad y de bajo coste, al tiempo que cumple con los requisitos técnicos y urbanísticos.

La segunda fase del proyecto consistirá en ajustar y mejorar cuestiones como el confort y la sostenibilidad de la propuesta, así como la universalidad de la solución y la reducción de costes para lograr una solución asequible que será ensayada en entorno real en un edificio de vivienda pública de la Generalitat.

Control Climático

El espacio que se genera a través de este prototipo es completamente modular y permite a las viviendas disponer de un espacio exterior totalmente habitable, adaptado para ser accesible, dotando a la vivienda de un “espacio de estar” al exterior.

Además, una vez incorporado a la vivienda, puede mejorar de forma pasiva el control climático de la vivienda, mejorando la regulación térmica entre el interior y el exterior y, así mismo, puede favorecer un mayor aislamiento y control solar, pues admite el uso de vegetación, con todos los beneficios de renaturalización que ello comporta.